Amar a un/a psicópata narcisista / Me enamoré de un/a psicópata narcisista

La adicción al psicópata

Muchas personas se encuentran en estado de confusión, una vez que ya están dentro de una burbuja psicopática/narcisista, o de algún otro tipo de manipulador. Observan comportamientos en esa persona, que no podrían catalogar de normales, ni mucho menos, sanos y comienzan a darse cuenta de que algo malo está pasando y que algo les está pasando a ellos mismos. Pero no pueden entender bien qué es.

Ya se engancharon con la persona, ya logró capturarlos y hacerles creer que son la persona ideal, y quiénes van a llenar todos sus vacíos. La víctima ya se encariñó, quizás pasó mucho tiempo y ya se enamoró. Y es que las víctimas de psicópatas y manipuladores sí sienten y sí aman, a diferencia de ellos que simplemente, NO. Las personas con rasgos psicopáticos solo usan, manipulan y controlan a los demás, engañan y crean realidades ficticias en las cabezas y corazones de quienes, en su total inocencia, creen en todo ello, sin percatarse del vacío y oscuridad al que se están sometiendo.

Pero, ¿Por qué les cuesta tanto desprenderse de esa realidad, y de esa relación, aún cuando ya han pasado por las mil y un devaluaciones, mentiras, maltrato encubierto y traiciones? ¿En dónde se encuentra ese mecanismo que lleva a las víctimas a sentirse sedientas de su perpetrador? ¿ Por qué sienten que “necesitan” y “extrañan” a este ser tan destructivo, aún después de haber vivido todo eso en carne propia?

Lo cierto es que entre todas las explicaciones psicológicas, emocionales, racionales, sociales y personales para entender qué es lo que se pone en juego en un VÍNCULO TRAUMÁTICO, una de ellas tiene que ver con un proceso de aprendizaje, que es el:

“Reforzamiento intermitente”

En éste, se modifica la conducta a través de un reforzador (respuesta positiva del psicópata) que aparece de forma discontinua, y sin que puedas predecir cuándo va a ocurrir. La cuestión acá es que, cuando la víctima se comporte como el psicópata espera de ella, de igual forma, puede —o no— recibir un reforzador positivo, por lo cual, se mantendrá en un estado de expectativa cada vez más grande, cuando no lo reciba.

Es uno de los programas de refuerzo conductual más peligrosos que existen debido a que generan un incremento de la conducta a lo largo del reforzamiento, es decir que los/as psicópatas van a lograr con su comportamiento intermitente (un día te quiero, otro día también, pero al siguiente te maltrato, y así…) que sus víctimas tengan cada vez más y más expectativa de que —en algún momento— algo bueno va a pasar en esa relación, ya que en otras circunstancias les ha pasado que su abusador/a, no las maltrató, o las reforzó con una acción positiva de su parte.

¿Alguna vez te encontraste a vos mismo/a diciendo estas cosas?:

  • EN EL FONDO, es buena persona.
  • Es una persona con mucho mal carácter, ya se le va a pasar.
  • Tengo fé de que vamos a salir adelante juntos.
  • Voy a trabajar duro para sacar a flote nuestra relación.
  • Vamos a volver a los buenos tiempos.
  • Tenemos que sanar cosas juntos para crecer.
  • El amor todo lo puede.
  • Es mi culpa.
  • Qué habré hecho mal.
  • Quiero ser lo mejor para él/ella.
  • No se que hacer para que VUELVA A SER EL/LA DE ANTES.
  • Qué tengo que hacer para que estemos bien.

La lógica que aplican aquí los/as psicópatas y narcisistas es que, es obvio que si maltratan -todo el tiempo- a sus víctimas, ellos no van a durarles mucho tiempo en la burbuja. Es mucho más sencillo para alguien ver que una persona es realmente detestable, si siempre está maltratándolo/a. Pero, ¿ Si el maltrato ocurre intercalado con gestos de cariño y bondad? No sólo esto, sino que ese maltrato suele ser encubierto, al punto de que tiene que pasar por muchos eventos de este tipo para finalmente descifrar que, ES maltrato y no una “confusión o idea loca de la víctima”. Porque a parte de estar bajo un programa de refuerzo, también debe lidiar con sus preconceptos y con las ideas tóxicas que su manipulador/a ya le estuvo metiendo en la cabeza, a través del Gaslighting, dónde la víctima duda de su propia percepción, sensaciones y hasta de sus pensamientos más lógicos.

El reforzamiento intermitente ocurre durante toda la relación y se agrava a través del tiempo; es básicamente el ciclo de amor-odio, o devaluación-idealización y es el componente principal de todo el abuso, la base del vínculo traumático. A través de ésta manipulación, la relación se sostiene y perdura a través del tiempo, resultando muy difícil salir de allí.

El ejemplo más clásico en otro contexto es el de las máquinas expendedoras de los casinos: Las personas generan adicciones a este tipo de juego, porque una vez que (luego de varios intentos) ganaron, esa situación los lleva a seguir expectantes a que eso vuelva a ocurrir, por más que los intentos sean cada vez mayores; ellos siguen y siguen intentando, pasan horas y por momentos ganan un premio, por muchos otros no, pero en otro momento sacan una buena cantidad de dinero, lo que los vuelve más y más adictos a la situación, que es totalmente impredecible. Porque, si en algún momento ocurrió, puede volver a ocurrir, si intento e intento, ¿no? La misma lógica, es la que actúa en las víctimas de este maltrato, aunque no conscientes de que se encuentran en un juego macabro.

En cambio, si una persona sabe cuándo va a ocurrir la recompensa, tiende a trabajar menos por ella, porque la persistencia en el tiempo y que concuerde la conducta con el “premio”, siempre de la misma forma, termina habituando al cerebro, por lo que ya no es tan excitante como las primeras veces.

Suele pasarles a algunas víctimas de personas abusivas, que cuando pueden vincularse con alguien emocionalmente sano y equilibrado, perciben esa estabilidad emocional como “aburrido”, mientras que los “sube y baja” a los que te somete el/la psicópata o narcisista son percibidos como “estimulantes”. Y es que, no es una lógica que puedan controlar, es un mecanismo que afecta directamente al cerebro, y en donde también entran en juego los neurotransmisores de placer, produciéndose una activación en el circuito de recompensa cerebral (el cual también se activa con el uso de drogas de alto poder adictivo).

Esto no ocurre así en vínculos dónde prima el buen trato en general, la estabilidad emocional y el afecto real, porque además, esta clase de relaciones las tendrás con personas auténticas, que no están montándose un show alucinante cada tanto (como tan bien les sale a muchas personalidades psicopáticas, sobre todo si son histriónicos). Entonces el cerebro se acostumbra y libera menos neurotransmisores de placer (serotonina y dopamina) a medida que pasa el tiempo, por lo que interpretarán que “no hay pasión” (error) pero en realidad es un descenso de activación.

En cambio, a través del refuerzo intermitente se provoca la confusión de no saber qué es lo que les está pasando a las víctimas en su relación, y por qué se vuelven realmente unos ADICTOS/AS al maltratador que los atrapó en su tela de araña.

Casi todos los casos siguen el mismo patrón: Un comienzo a puro cariño y afecto, luego momentos de maltrato encubierto, luego una disculpa si la víctima de defiende, después una devaluación diferente y más dolorosa…y otra, y otra y otra; Se defiende y viene una falsa disculpa tan endulzada, que termina por creerle. Luego un período que se parece mucho a “los tiempos dorados de la relación”, para después continuar con más abuso, y así… Todo el ciclo se repite una y otra vez, y va empeorando cada vez más la forma de psicopatear a la persona, va aumentando la campaña de difamación a medida que nota que se le escabulle por momentos.

Ellos/as te “re-captan” de nuevo, te convencen con dos o tres gestos que parecen amor, y otra vez ocurrirá un maltrato. Además, las víctimas tienden a interpretar estos micro momentos de afecto falso, o de disculpas y promesas falsas de cambio, como esperanza de que realmente puede ocurrir esa mejoría o que van a volver a ser “los de antes”.

Y cuando hablo de maltrato, me refiero a muchas cosas, además de agravios verbales o físicos, porque el peor tipo de maltrato es el que más se le hace pasar por una situación normal, común, o por algo que en realidad la víctima “se está imaginando”. Pero no, es maltrato igual, aunque esté encubierto, y aunque nadie lo note y sea de lo más silencioso.

Que desaparezca dias y dias, que no responda tus llamadas o mensajes, cuando se supone que tienen un “vínculo” que involucra afecto, ES maltrato. Que haga comentarios desagradables sobre tu persona, haciéndolos pasar por broma, también ES maltrato. Que te humille en público, que te acuse sin pruebas de algo, que intente atacar tus valores y dignidad como persona, ES maltrato, por más que frente a la audiencia, pase desapercibido y por más que si reaccionas a este agravio, él/ella y sus monos voladores te traten de “loco/a” porque según ellos/as “no aguantas nada y eres hipersensible”.

Cuándo el abuso es mayormente encubierto, te sometieron a una distorsión de la realidad y de tu propia mente y además, estás bajo el poder del refuerzo intermitente de un/a manipulador/a, más difícil es:

  1. Escapar de esa realidad
  2. Ser escuchado y validado en tu vivencia traumática.

Cuando logran escaparse (si, porque nunca hay ruptura o terminación con ellos, sino que las víctimas literalmente deben huir de sus garras), todavía tienen que lidiar con su propio cerebro condicionado para el abuso, a través del refuerzo intermitente; y al encontrarse en esa situación de -no exposición- a la droga, (la situación de expectativa con un psicópata), tienden a “desear” a su abusador/a, lo que ellos expresan como un “extrañar” o como necesidad.

En lo que duró el vínculo hasta que te escapaste, varias veces justificaste sin querer a tu maltratador/a, contigo mismo pero también frente a otros, quienes al estar por fuera de la relación, jamás podrán comprender ese calvario psicológico. Entonces cuando logras entender qué te había pasado, las personas no creen en el abuso, porque simplemente “no lo vieron”, no lo notan y además porque incluso pueden pensar que estás desequilibrado emocional y mentalmente. Otros son cómplices y se dedican a reforzar la confusión que tienes con el maltratador, acusándote a ti de ser quién en realidad maltrata, y muchos otros que no tienen ni idea de quién es quién, creen las mentiras de ésta campaña de difamación, que estuvo presente desde el inicio de la relación y ni te diste cuenta.

El vínculo traumático no sólo se trata de trauma, también es adicción. Las personas no están acostumbradas a nombrar de esta manera a sus vínculos traumáticos y confunden todo este proceso con “amor”, con enamoramiento, con una pasión que es muy fuerte e irremediable, una locura total…Pero es sólo un reforzamiento y una adicción a otra persona, que además es un estafador emocional, con una falsa identidad, y con un falso comportamiento. Ya a esta altura no sabes qué fue real y qué no…

Si te gustó el artículo, compártelo con tus amig@s

2 comentarios en “Amar a un/a psicópata narcisista / Me enamoré de un/a psicópata narcisista”

  1. Estoy viviendo una situación tal y como explicas aquí y necesito ayuda urgente ya que estoy en un círculo vicioso donde él se hace la victima y luego como si no hubiese pasado nada. Que tengo que acostumbrarme a esto porque él no va a cambiar que aprenda a vivir los momentos cuando a sus 47 años eso no es normal

  2. Hace 1.año descubr esta falsa identidad xq venía pasando por una situación así. Donde no encontraba el. Motivo para hacerlo feliz no lo entendía. Hasta que fui a una sesión de terapia y ahí me hizo ver la psicóloga que no era yo. Fui una vez y seguí con el durante 1 año más. Tuvimos una hija y hace unos. Meses decidí decir basta no quiero esto. Más y menos teniendo a una hija mujer. Cuando decidí no volver el. Empezó a difamarme estoy con abogados xq el no le interesa ver a su hija. Tuve estrés y ataques de pánico desde la separación. Pero aún sigo extrañadolo y la verdad es que no puedo pagar un terapeuta. Y me mata la ansiedad de que el. Mejor paso lo di. Pero no puedo dejar de pensar en el.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Pulsión de vida.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Fcisistemas.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Artículos más vistos

HAZ QUE TE RESPETEN / EL ARMA MÁS PODEROSA CONTRA EL/A NARCISISTA

Consejos para no perder más dignidad frente al narcisista o psicópata y recuperar tu poder personal, respetarte y que te respeten de una vez y para siempre. La gente... SIGUE LEYENDO

POR QUÉ ERES INOLVIDABLE PARA UN NARCISISTA (ESTO TE HACE IRREMPLAZABLE)

Seguramente estas leyendo esto y te sientes destruido y devastado, crees que no vales nada y que eres un tonto/a por todo lo que pasó, quizás hasta te enteraste que esa persona... SIGUE LEYENDO

¿Cómo TERMINAN los NARCISISTAS? El colapso

¿Qué pasa con las personas narcisistas y psicópatas cuando llegan al final de sus días, se arrepienten? cambian? pagan por todo el daño que le hicieron a sus víctimas... SIGUE LEYENDO

Frases típicas de los/as narcisistas y qué significan en realidad

Los/as psicópatas narcisistas dicen muchas cosas, pero no se puede tomar todo tal cual; tenemos que tomar con pinza cada frase o discurso que tengan…En realidad yo te... SIGUE LEYENDO

¿Es narcisista o es apego evitativo?

A veces nos topamos con personas que parecen tener comportamientos parecidos a los de un@ narcisista; este es el caso de las personalidades de apego más evitativo. El problema es... SIGUE LEYENDO
 
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad